La llegada de un bebé revoluciona una casa y nos mueve con gran ilusión a hacer cambios para adaptar su espacio lo mejor posible.  Esta es una habitación diseñada para una pequeña princesa, la primera de la casa.  Su madre buscaba una cuna blanca por diversos motivos: quería huir de los rosas clásicos y no contaba con un espacio muy grande. A partir de aquí, le propusimos un cambio y no se lo pensó dos veces.

cyckids-habitacion-bebe

cyckids-habitacion-cojin-nube

Al tratarse de una niña podíamos jugar con colores dulces pero actuales, como el gris y el rosa pastel y conseguir así un ambiente romántico, sin llegar a saturar. El papel de Ferm Living se adaptaba perfectamente a nuestra idea y combinaba muy bien con la cuna y el cambiador de tonos grises, de la francesa Comdelle, mobiliario clásico con un diseño muy limpio.

cyckids-habitacion-bebe-cambiador

cyckids-habitacion-bebe-aplique-luz

Una vez elegido el mobiliario llegó la hora de jugar con la ropa de cama, y con los accesorios. Lo cojines de nubes y corazones de diferentes colores y estampados aportan mucha dulzura, así como las cestas de juguetes de aire vintage, o el aplique en forma de casita de Ferm Living.

cyckids-habitacion-bebe-cesta-juegos

cyckids-habitac-bebe-cojines-sillon

La alfombra de pelo largo ofrece mucha calidez, ambiente que también consigue la iluminación con dos grandes bolas de luz tenue y la guirnalda,  ambas de la case de cousin paul, el toque perfecto para esta habitación romántica con decoración de clara inspiración parisina.